Toda persona que practica un deporte, ya sea a nivel profesional o como amateur u aficionado, expone su cuerpo a sufrir algún tipo de lesión física grave. La boca y los dientes no son ajenos a esta circunstancia, es por ello que también hay que prestarles especial atención y proteger esa parte de nuestro cuerpo en la medida de lo posible.

Los traumatismos dentales, en la práctica deportiva, pueden sobrevenir por caídas al suelo, golpes contra otros deportistas o por el impacto directo de algún objeto como puedan ser balones o raquetas.

Todos los deportes pueden suponer un riesgo para la salud bucodental ocasionando fracturas o roturas de dientes, sin embargo, existen determinados deportes que conllevan un mayor riesgo al existir un contacto directo con otros deportistas. Son deportes de riesgo tales como: boxeo, rugby, artes marciales, fútbol o baloncesto.

A la vista de lo anterior, es evidente que resulta muy importante proteger nuestros dientes de posibles traumatismos, pero ¿cómo se pueden proteger los dientes en la práctica deportiva?

La respuesta la podemos encontrar en los protectores bucales.

Protectores bucales

Los protectores bucales son dispositivos de termoplástico flexible que se colocan sobre los dientes y que son capaces de absorber la energía de los impactos al distribuirla sobre una superficie mayor.

Estos dispositivos de protección bucal pueden ayudar a los deportistas a evitar las fracturas o roturas en los dientes, prevenir lesiones en labio y lengua e incluso a reducir la gravedad de una posible conmoción cerebral.

Los protectores bucales son aptos tanto para adultos como para niños y existen a la venta en el mercado diferentes tipos:

Protectores preformados

Son los protectores bucales que ya vienen formados y no es necesario hacer ninguna preparación para su uso. Son fáciles de encontrar en establecimientos deportivos, son más económicos, pero no se ajustan a la boca de cada deportista por lo que también son más incómodos de usar.

Protectores de hervir y morder

Este tipo de protección bucal debe hervirse en agua antes de uso, de tal forma que al calentarse se adapta mejor a los dientes del deportista al ejercer presión. Es una mejor opción a los protectores preformados ya que son más cómodos en su uso, aunque tampoco es la ideal.

Protectores a medida

Estos protectores son confeccionados a medida por un odontólogo, de tal forma que se adaptan perfectamente a la mordida y a la distribución de los dientes de cada deportista. Son los más caros, pero son los más cómodos en su utilización y sobre todo son los que mejor protegen los dientes.

Desde Clínica Dental Bugella y Rubio te recomendamos proteger convenientemente tus dientes si practicas deporte, de esa forma evitarás cualquier traumatismo dental. Si aún no tienes claro como proteger tu salud bucodental podemos ayudarte ¡Consúltanos!