Los niños y bebés no están exentos de sufrir o padecer problemas bucodentales a pesar de su edad temprana. La afección que hoy tratamos afecta principalmente a los bebés en periodo de lactancia, pero también puede aparecer en niños con edades comprendidas entre los tres y los cinco años.

La existencia de este problema bucodental frecuentemente es desconocida por los padres, sin embargo, se trata de un problema que en pocas semanas puede afectar seriamente a los dientes de leche de sus hijos.

La caries del biberón o caries rampante, como lo denominan generalmente los odontopediatras, es un tipo de caries que afecta a la dentición de leche en niños y bebés y que se encuentran expuestos a una alimentación prolongada con leche, siendo este último un líquido con azúcar intrínseco.

Esta afección es un tipo de caries muy agresiva en la que además los daños se producen con mucha rapidez, de ahí que se denomine también caries rampante.

Causas

Las causas que provocan la caries del biberón o rampante son diversas, pero la principal causa es el contacto frecuente y durante un tiempo prolongado de los dientes del niño o bebé con bebidas y/o alimentación azucarada, como puedan ser la leche, zumos, refrescos u otros productos azucarados.

Practicas como, por ejemplo, dormir al bebé con el biberón en la boca o dejárselo que lo utilice como si fuera un chupete para calmarse, pueden facilitar la aparición de este tipo de caries dental.

Síntomas

Entre los primeros síntomas visibles, los dientes afectados por este tipo de caries presentan de forma progresiva la aparición de manchas blancas que van oscureciéndose a medida que avanza la caries.

La caries del biberón o rampante es un problema grave y debe tratarse lo antes posible ya que de no hacerlo la raíz del diente se verá afectada y finalmente todo ello perjudicará el correcto desarrollo de la dentición definitiva.

Prevención

Para prevenir la aparición de este tipo de caries en niños y bebés a una edad temprana es muy importante que los padres lleven a cabo el control de la alimentación y la higiene bucodental de sus hijos, así como que se eviten determinadas prácticas.

  • Evitar que duerman con el biberón en la boca
  • Reducir el consumo de alimentación azucarada
  • Revisar periódicamente la boca de los bebés
  • Limpiar los dientes y encías de los bebés

Tratamiento

La caries del biberón o caries rampante puede ser tratado una vez se produzca su aparición por parte de un profesional especialista en odontopediatría.
Si el diente no presenta daños en el nervio o la pulpa, el odontopediatra retirará la caries y realizará un empaste sin obstaculizar la salida del diente definitivo.
En el caso de que la caries afecte al nervio o a la pulpa del diente, el dentista realizará una pulpotomía, si es posible, o lo extraerá colocando un mantenedor de espacio, aparato que permitirá la posterior salida del diente definitivo.

El cuidado de los dientes de los más pequeños es muy importante, por eso desde pequeños debemos enseñarles unos buenos hábitos alimentarios y una correcta higiene dental para mantener sus dientes alejados de las caries. En la Clínica Dental Bugella y Rubio contamos con la Dra. Irene Real, especialista en odontopediatría, que podrá ayudaros a mantener una buena salud bucodental en vuestros hijos.