La pérdida de piezas dentales puede estar ocasionada por distintos motivos y factores. La estética es una de las mayores preocupaciones que tenemos cuando esto nos ocurre, si la pérdida fuese una de las piezas frontales reservaríamos cita corriendo en la clínica dental para ponerle solución. Pero si son molares que apenas se ven, como que parece que le damos menos importancia, retrasando o aplazando hasta el infinito la sustitución de la pieza dental.

Problemas que ocasiona la falta de piezas dentales.

  • Problemas en el habla. Al dejar huecos en la boca pueden surgir problemas de fonación. Es decir, dificultad para pronunciar correctamente ciertos fonemas.
  • Dificultad para masticar. Si nos faltan molares, el masticado y procesamiento primario de los alimentos no lo haremos correctamente. Esto puede desembocar en problemas de digestión mayores, ya que estamos obligando a nuestro estómago a hacer una tarea que deberían haber hecho nuestros dientes.
  • Mayor desgaste en zonas concretas. Nuestra boca y dentadura está diseñada para que mastiquemos los alimentos con los molares de ambos lados por igual. Al forzar solo un lado -en el caso de que nos falten piezas solo de una mitad de la boca- estamos desgastando doblemente esa zona de nuestra dentadura, con las consecuencias que a medio o largo plazo puede conllevar.
  • Daño en la encía. Al tener un hueco en una encía, el trabajo de masticado y la fuerza oclusal que debería hacer nuestro diente, lo hace está parte más delicada de nuestra boca. Y como no está diseñada para masticar, el desgaste e irritabilidad que se produce son importantes y con graves consecuencias.
  • Pérdida de hueso maxilar. Uno de los daños más graves. Al dejar el hueco sin diente -ya sea real o artificial- se produce está perdida de tejido. El problema es que esta pérdida de hueso maxilar suele impedir que te puedas poner un implante en el futuro.
  • Desplazamiento del resto de la dentadura. Al dejar un hueco libre, el resto de piezas dentales ¡se expanden a sus anchas! Estos desplazamientos de piezas dentales provocan, además de problemas estéticos, maloclusiones dentales.

Consecuencias de no reponer las piezas dentales perdidas en la salud general

Ya hemos mencionado los problemas de digestión que puede ocasionar no contar con una dentadura completa. Sin embargo, otra de las consecuencias que afecta mucho a la calidad de vida está relacionada con la maloclusión y es el dolor de cabeza. Fuertes dolores cervicales y de cabeza son síntomas recurrentes en los pacientes que llegan a nuestra clínica con estos problemas de mordida. Tampoco podemos olvidar la parte estética y de autoestima, ya que la consecuencia de que se entrevea que nos falta un diente es el menor problema, puesto que llega a haber casos en los que el hundimiento del labio es más que significativo e, incluso, la deformación de las facciones es tremendamente notable.

Tratamiento para la pérdida de piezas dentales

Lo que hay que hacer en estos casos es pedir cita para recibir un diagnóstico completo, en el que te ofreceremos la mejor solución para reponer la o las piezas dentales que te falten, ¡y cuanto antes mejor! ya que como has podido leer, el éxito en el tratamiento se basa, muchas veces, en lo rápido que se aplique la solución.

Y como siempre, desde la clínica Bugella y Rubio estamos a tu disposición para cualquier duda.