En la entrada del blog de hoy, vamos a abordar el tema de la sensibilidad dental, vamos a explicarte qué es, cuáles son sus causas y qué tratamientos se pueden llevar a cabo. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la sensibilidad dental?

«Me duelen los dientes» esta es la descripción más común que hacen nuestros pacientes en la clínica cuando les diagnosticamos sensibilidad dental. Esta sensibilidad se define como un dolor agudo y corto en los dientes como respuesta a un estímulo. Este puede ser térmico -frío y calor, de los más comunes-, táctil -por el contacto de la comida, el roce de la lengua o la fricción del cepillado de dientes- o evaporativo -por los alimentos dulces-. Eso sí, hay que descartar ninguna otra patología que pueda producir estos síntomas para que el diagnóstico sea el de sensibilidad dental.

Causas de la sensibilidad dental

Causas de la sensibilidad dental. Clínica dental Bugella y Rubio

Mala higiene bucal

Que te cepilles mucho los dientes no significa que estés manteniendo una buena higiene bucal. Un cepillado demasiado fuerte, por ejemplo, puede provocarte recesión gingival y abrasión cervical. Además, es muy importante tener en cuenta el momento del cepillado, ya que si lo realizas nada más ingerir bebidas ácidas, el desgaste del esmalte es mayor, por lo que se incrementan las posibilidades de padecer sensibilidad.

Bruxismo

Comúnmente conocido como el rechinar de dientes. Provoca desgastes y fracturas por lo que muchos pacientes con bruxismo tienen parte de su dentina al descubierto, y por consecuencia la tan molesta sensibilidad dental.

Tratamientos odontológicos

Algunos blanqueamientos dentales se hacen con productos y procedimientos que pueden provocar sensibilidad en los dientes, pero en este caso es solo temporal, en pocos días desaparece por completo.

Enfermedades o trastornos

Hay algunas enfermedades o trastornos que implican un aumento de ácidos en la boca, esta exposición continuada a sustancias con un pH bajo favorece la erosión del esmalte dental.

¿Cuál es el tratamiento de la sensibilidad dental?

Podemos tratar este trastorno de dos maneras:

  • Oclusión de los túbulos dentinarios: cerrando los túbulos de la dentina. Esto se puede conseguir por métodos que requieren acudir a la clínica dental -láser, barnices de flúor, resinas adhesivas, etc. 
  • Intervención de las fibras nerviosas asociadas la pulpa dental: se persigue un efecto de despolarización usando sales de potasio. Es un proceso lento con resultados más a largo plazo. Esto se consigue aplicando a diario pastas, geles o enjuagues específicos para la sensibilidad. Deberemos buscar aquellos que basen su composición en nitrato potásico.

Si necesitas asesoramiento no dudes en consultarnos Bugella y Rubio cuida tu sonrisa de una forma integral y personalizada.