Hay veces que pasamos por largos periodos de tiempo en los que sufrimos dolores de cabeza, cervicales u oídos de manera prácticamente repetitiva sin saber cuál es el origen. Si esto se produce normalmente al levantarse y es complicado deshacerse de ello puede que nos estemos enfrentando a un problema de bruxismo.   Pero exactamente, ¿qué es el bruxismo? El bruxismo es un hábito involuntario e inconsciente, normalmente nocturno, de apretar y rechinar los dientes. Este tipo de patología afecta tanto a niños como adultos, y se clasifica en dos tipos:

  • El bruxismo céntrico, en el que se aprietan los dientes y provoca dolores cervicales, de cabeza y de oído.
  • El bruxismo excéntrico, en el que se rechinan los dientes y ocasiona el desgaste de las piezas dentales.

El bruxismo puede verse influido por múltiples factores: estrés, contacto inadecuado de los dientes, trastornos respiratorios o malos hábitos de sueño. Los síntomas del bruxismo suelen ser:

  • Desgaste dental, se deteriora el esmalte de las piezas dentales especialmente cuando se trata de un problema de dientes que rechinan.
  • Dolor cervical o de cabeza, suelen ser dolores muy fuertes y resultan difíciles de eliminar con analgésicos.
  • Dolor de oído, al apretar los dientes la articulación de la mandíbula se sobrecarga, esto genera dolor en la zona, como se encuentra al lado del conducto auditivo se puede identificar incorrectamente como una patología originada en el oído.

bruxismo-ferulas-dentales   Los problemas de bruxismo se tratarán de distinta manera según su origen. Si es el paciente tiene una manera de morder inadecuada colocar los dientes con ortodoncia ayudaría a repartir las fuerzas y en algunas casos a reducir el hábito.  En la mayoría de los casos el bruxismo  se trata con  una férula de descarga. Una férula de descarga es un aparato  de resina hecho a la medida de cada paciente y que sirve para amortiguar la presión que ejercen los dientes en los pacientes con bruxismo. Se suele utilizar una única férula de descarga, normalmente en la arcada superior y por la noche. En algunos casos el estrés es tan acusado que el paciente está apretando o rechinando los dientes estando conscientes,  podrán usarlo durante el día. Como ya hemos indicado la férula de descarga debe hacerse a medida, por lo que se debe acudir al odontólogo para que nos diagnostique, nos prescriba la férula más adecuada y realice las revisiones y ajustes pertinentes para saber si se está adaptando correctamente a nosotros y ayudándonos con nuestro problema de bruxismo. La férula de descarga debe ser rígida, ya que confeccionarla con materiales flexibles puede provocar “efecto chicle” e incitar al paciente a apretar más, sí protegería los dientes del desgaste pero sería más dañina para la articulación. La férula de descarga necesita una serie de cuidados para mantenerla en perfecto estado. Como ya hemos indicado, deberás volver a los días de haberla colocado para comprobar si se adapta perfectamente y realizar retoques. Posteriormente tendrás que realizar revisiones anuales para comprobar si necesita ajustes. Además, debe limpiarse todos los días después de su uso con un cepillo, agua y jabón neutro, y una vez a la semana usarse una pastilla efervescente para la limpieza de prótesis. Como ya hemos visto el origen de algunos dolores de cabeza, oído y cervicales está causado por el bruxismo y la solución puede ser una férula de descarga. Al eliminar la presión que ejercemos en la mandíbula haremos que estos se mitiguen  y evitaremos el desgaste de nuestros dientes. Dado que el bruxismo afecta a nuestra musculatura el fisioterapeuta es otro de nuestros aliados y como el estrés es una de sus bases, un psicólogo que nos ayude a gestionarlo puede ser un gran apoyo. Si crees que puedes estar sufriendo bruxismo acude a tu odontólogo para que podáis establecer su origen y darle solución. En la Clínica dental Bugella&Rubio nuestro equipo analizará tu caso, confirmando que se trata de bruxismo, analizando su origen y buscando la solución a la medida de tu problema, guiándote en el uso y mantenimiento de tu férula de descarga en caso de ser necesario.