Si comes muchos, dulces te saldrán caries.

Esta es una de las frases grabadas a fuego que todos recordamos de nuestra infancia. Pero la influencia de la alimentación en la salud de los dientes no acaba aquí. Al igual que ocurre con el resto del cuerpo, dependiendo de si nuestra dieta está equilibra o no, notaremos un

Los dientes son el primer eslabón de nuestro sistema digestivo, de ahí que tengamos que cuidarlos tanto. Son nuestro procesador de alimentos. Por eso, se enfrentan a las inclemencias de lo que comemos constantemente. Se pueden erosionar, fracturar e, incluso, padecer la temida caries. Para prevenir estas afecciones en la dentadura, hay ciertos alimentos que tenemos que consumir de manera ocasional. La frecuencia con la que los injiramos es más determinante que la cantidad. Es decir, la misma tableta de chocolate injerida de una sola vez tiene menos capacidad de generar caries que esa misma tableta picoteada a lo largo de toda la semana (aunque a nivel nutricional el perjuicio sea el mismo). 

Hay alimentos que todos sabemos relacionar con la caries, pero hay otros que no son tan evidentes como los zumos concentrados, bebidas carbonatadas aunque sean “ligth” o “zero”, las harinas refinadas como el pan de molde o los lácteos que su ingesta es saludable, pero debemos cepillarnos los dientes después.

Como truco que te puede ayudar a realizar una compra saludable saber que en todos aquellos productos procesados en cuya etiqueta de ingredientes contiene palabras acabadas en –osa son azúcares añadidos, por ejemplo, fructosa, maltosa, dextrosa.

Alimentos que fortalecen los dientes
Por otra parte, tenemos una serie de alimentos que no solo no dañan, sino que son muy beneficiosos para lucir una sonrisa perfecta.

  • El consumo de productos ricos en calcio, flúor y vitamina C durante la etapa en la que los dientes se forman son imprescindibles para su buen desarrollo.
  • Si seguimos con las vitaminas beneficiosas para nuestros dientes, la vitamina A es una de las más importantes, ya que es necesaria para su formación, su calcificación y para el desarrollo del esmalte y la vitamina K es importante para las encías.

Todo esto lo podemos encontrar en alimentos como frutas y verduras con fibra, los productos

Como has visto, la influencia de la alimentación en la salud de los dientes, es algo a lo que prestarle mucha atención, siguiendo una dieta equilibrada y una buena técnica de higiene oral vamos a evitar el desarrollo de patologías dentales.

Para preservar tu salud oral y tratar los problemas cuanto antes acude al dentista 2 veces al año. Desde la clínica Bugella y Rubio estamos a tu disposición para cualquier duda.