Qué es

La halitosis o mal aliento, se define como el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca. Se considera un problema relacionado con una higiene bucal deficiente, enfermedades de la cavidad oral o en ocasiones puede ser una manifestación de alguna otra patología.

Origen

Puede provenir de alteraciones en la cavidad oral, problemas digestivos o vías respiratorias.

Halitosis oral

Cuando esta tiene su origen en la propia cavidad bucal. Se debe principalmente patologías de la encía y a la acumulación de placa bacteriana en las superficies dentales y en la lengua.

Halitosis extraoral

Cuando esta tiene su origen fuera de la cavidad bucal. Se debe principalmente a problemas del tracto respiratorio, del sistema digestivo o a enfermedades hepáticas y renales.

Causas

Por otra parte, el mal aliento o halitosis puede provenir de causas patológicas o no patológicas.

Patológicas

  • Enfermedad periodontal, caries
  • Infecciones en la faringe
  • Úlceras
  • Necrosis en pacientes oncológicos
  • Enfermedades digestivas, respiratorias o sistémicas

No patológicas

  • Mala higiene
  • Aliento matutino
  • Tabaquismo
  • Medicación

Diagnóstico

Por lo general, es más difícil que uno mismo detecte su propio mal aliento. Sin embargo, la ayuda de un odontólogo puede ayudar en el diagnóstico de la halitosis, detectando su causa y estableciendo el tratamiento más adecuado.

Cómo prevenirla

La mala higiene dental esta asociada con la aparición de enfermedades de la encía, las cuales suelen provocar halitosis, por lo que una de las principales soluciones para prevenir el mal aliento es una buena higiene bucodental.

También pueden resultar efectivos los siguientes consejos:

  • Mantener una correcta higiene bucal (cepillado de dientes, encías y lengua)
  • Evitar consumir tabaco, alcohol
  • No consumir sustancias irritantes
  • Hidratarse y mantener una dieta saludable
  • Acudir periódicamente al odontólogo

Tratamientos

Si los consejos anteriores no son suficientes para prevenir el mal aliento o halitosis, se debe acudir a un especialista que pueda determinar por qué surge el problema y cómo solucionarlo. Dependiendo del foco desencadenante del problema, hay que poner un tratamiento u otro.

Cuando los problemas dentales se identifican como la causa principal de la halitosis, las opciones terapéuticas podrían ser las siguientes:

  • Instrucciones detalladas de higiene oral y técnica de cepillado.
  • Realizar una higiene bucal profesional, en casos leves.
  • Eliminar el sarro adherido a la superficie dental con raspado y alisado radicular, en casos de periodontitis. Este tratamiento se suele conocer con el nombre de curetaje.
  • Tratar zonas retentivas donde se pueda acumular comida, como restauraciones defectuosas o cavidades abiertas.
  • Utilizar agentes antimicrobianos tales como la Clorhexidina a baja concentración 0.05%, el Cloruro de cetilpiridinio y el Lactato de zinc.

Si necesitas asesoramiento no dudes en consultarnos Bugella y Rubio cuida tu salud bucodental de una forma integral y personalizada.