Lo primero que debemos saber exactamente que es un implante dental. Un implante dental es un producto sanitario diseñado para sustituir la raíz natural que hemos perdido. El implante está fabricado con materiales totalmente biocompatibles (el más habitual es el titanio), lo cual significa que nuestro cuerpo es capaz de reconocerlo como propio y no causa ni alergias ni rechazo. El implante dental se coloca en el maxilar o la mandíbula y nuestro hueso se fusiona con él y así sobre este implante se colocará una corona, puente u otro tipo de prótesis reemplazando los dientes que hemos perdido.

La mayoría de las personas pueden ser candidatas para recibir un tratamiento rehabilitador con implantes dentales, existen muy pocas contraindicaciones absolutas, pero siempre es muy importante conocer el estado de salud de cada paciente para asegurarnos de que el proceso sea exitoso.

Tipos de implantes dentales

Hay diferentes formas de clasificar los implantes dentales: según su colocación, en función del material con el que se fabrican e incluso según el proceso quirúrgico.

Tipos de implantes dentales según el proceso quirúrgico

Implantes dentales en dos fases

Entre la fase de colocación del implante y la colocación de la corona, es necesario dejar aproximadamente tres meses para que el proceso de cicatrización e integración del implante en el hueso sea el adecuado.

Implantes dentales de carga inmediata

Se coloca el implante, y si la estabilidad primaria lo permite, se coloca la corona provisional inmediatamente o en 24 horas, el paciente puede disfrutar de un diente provisional hasta que transcurre el periodo de osteointegración.

Implantes dentales de colocación diferida

Se coloca el implante entre las 8 semanas y 6 meses tras la extracción del diente. Se elige está opción si hay infección activa en el diente que se tiene que extraer o se necesita esperar a que los tejidos que rodean el diente cicatricen.

Implantes dentales de colocación inmediata o post-extracción

Hace referencia a aquellos implantes que se colocan en la misma sesión en la que se extrae el diente. Se puede hacer en casos donde el hueso es favorable y se puede combinar o no con la colocación inmediata de la corona provisional.

Lo que debemos tener claro, que ante cualquier duda debemos acudir a una clínica dental desde la que puedan valorar correctamente nuestra salud oral, para conocer si estamos listos para recibir el tratamiento rehabilitador con implantes y cuáles son los pasos a seguir en nuestro caso. En la clínica dental Bugella&Rubio contamos con una avanzada tecnología de radiología que nos proporcionan imágenes digitales en 3D. Así se puede planificar de manera precisa y personalizada su caso eligiendo el implante y la técnica de colocación más adecuada.

En Bugella&Rubio, la Doctora Elena Rubio, especialista en periodoncia e implantología, resolverá todas tus dudas y supervisará minuciosamente el proceso, para asegurarse de que los ajustes son perfectos.